Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, aceptas el uso de las cookies en tu dispositivo tal y como se describe en nuestra Política de Cookies.
Reservar ahora
  • 31985564

La Catedral Primada de Toledo

La catedral de Santa María de Toledo, España, llamada también Catedral Primada de España, sede de la Archidiócesis de Toledo, es un edificio de arquitectura gótica, considerado por algunos como la opera magna del estilo gótico en España.

Su construcción comenzó en 1226 bajo el reinado de Fernando III el Santo y las últimas aportaciones góticas se dieron en el siglo XV cuando en 1493 se cerraron las bóvedas de los pies de la nave central, en tiempos de los Reyes Católicos.

Las puertas son una parte fundamental de la fachada principal. Además de la mencionada, la Puerta del Perdón, en el centro de la fachada principal, es del s. XV, plenamente gótica, y sólo se abre en grandes ocasiones. La Puerta de los Leones, la más moderna, tiene uno de los conjuntos de esculturas hispano-flamencas más importante del s. XV, que alcanzan su cumbre en la representación de la Virgen, en su parteluz.

En el interior, la capilla mayor es uno de los lugares de la Catedral que alberga más obras de arte. En el interior hallamos la rejería, de gran calidad, y el gran retablo, cumbre del gótico florido y última manifestación del mismo antes de la llegada del Renacimiento.

La Catedral Primada de Toledo alberga el mayor número de vidrieras medievales conservadas, como las del rosetón del crucero, las de la capilla mayor, y las de grandes figuras de santos y apóstoles en el lado este.

El llamado Transparente es la gran obra maestra del escultor Narciso Tomé, finalizada en 1732, y realizada en mármoles genoveses, jaspe y bronces. Concebido como un retablo, e iluminado por los tragaluces del ábside, presenta numerosas figuras y composiciones representando pasajes de la Biblia.

Actualmente la catedral permite el ascenso a su torre, desde la que puede apreciarse la disposición en forma de cruz latina del edificio y magníficas vistas de la ciudad.

¡Sin duda uno de los monumentos más impresionantes de Toledo!