Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, aceptas el uso de las cookies en tu dispositivo tal y como se describe en nuestra Política de Cookies.
Reservar ahora
  • 31982400

El Puente de San Martín

El puente de San Martín es un puente medieval sobre el río Tajo, situado en la zona oeste de la ciudad de Toledo, desde el que se contempla una vista magnífica de la ciudad, es uno de los puentes históricos y monumentales más importantes de la ciudad.

Se comunica con la Judería con sus famosas sinagogas de Santa María la Blanca y del Tránsito y otras partes monumentales de la ciudad como el Monasterio de San Juan de los Reyes.

En este lugar, durante la dominación árabe y los primeros tiempos de pertenencia cristiana existió un puente de barcas que quedó destruido por una crecida. En el siglo XIII fue se acometió la construcción del puente de piedra granítica actual, tomando el nombre de la parroquia a cuya jurisdicción pertenecía: San Martín. En su construcción es probable que se tomara como modelo el puente de Alcántara, A mediados del siglo XIV, hacia 1355, Pedro I de Castilla habría prendido fuego a las puertas del puente, y en 1368 volvió a sufrir daños.

Fue restaurado por el arzobispo Pedro Tenorio, hacia 1390, que hizo construir el gran arco central y los dos torreones almenados de los extremos. El puente es todo de sillería. En 1760, durante el reinado de Carlos III, el Puente de San Martín fue pavimentado.

Hasta la reciente fecha de 1976 este venerable puente medieval tuvo que soportar el tráfico rodado. En la actualidad sólo está permitido el tránsito de peatones.

Es sin duda es unos de los lugares más bonitos de Toledo, desde allí se contemplan unas vistas increíbles de la ciudad y del Monasterio de San Juan de los Reyes.